Estudios revelan que aprender Esperanto antes que cualquier otro idioma, mejora la lógica, la comprensión de conceptos, la velocidad de aprendizaje de otros idiomas (un 25% para el aprendizaje del ruso, 30% para el alemán, 40% para el inglés y 50% para el francés) y también de otras asignaturas académicas.