Estudios revelan que aprender Esperanto antes que cualquier idioma mejora la lógica, la comprensión de conceptos, la velocidad de aprendizaje de otros idiomas y otras materias.