Así me encontré con el Esperanto

Recuerdo que en una clase de Filosofía del lenguaje me asalto la pregunta ¿Existirá un lenguaje que estructure sin errores las descripciones del mundo?

Luego Google hizo su trabajo.